« Volver
Conozca los malos síntomas de su vehículo
16-02-2013 | Cómo interpretar las señales de alerta que da su carro cuando algo anda mal.

Al conducir se deben tomar en cuenta varios aspectos que le ayudarán a detectar las posibles señales que revelerán algún daño en el carro. Para ello, hay ciertos elementos que le permiten estar pendiente de las condiciones en que se encuentra el vehículo. También es conveniente aprender a identificar algunos sonidos que indican cuándo algo anda mal.


Existen en el tablero varias luces que le avisan cuándo las piezas conectadas al sistema electrónico tienen defectos o problemas que pueden convertirse en graves percances y, por ende, en un mayor gasto para el propietario.


“Estas luces, también llamadas testigos, le indican que al prenderse debe llevar lo más pronto que pueda el carro al taller para que lo revisen”, comenta José Ortiz, jefe de Taller de Recordmotor, en Guayaquil.


Y es que, además, se debe saber diferenciar entre los tipos de luces, pues hay unas que son de advertencia (de color rojo), que le informan sobre problemas específicos, mientras que otras señalan que algo está fallando (las de color ámbar) en el sistema que está conectado a la computadora.


“Lo más común es que se encienda la luz del check engine,  que señala que hay un problema en algún componente electrónico, ya sea del sistema de inyección, sistema de emisiones o que algún actuador o sensor esté funcionando irregularmente. Todos los manuales de carros dicen que hay que llevarlos al taller apenas se enciendan para prevenir un daño mayor”, afirma Ortiz.


Si se llegara a encontrar con una situación de este tipo en medio de la vía sería preocupante, más si ocurre en pleno viaje en carretera; sin embargo, es preferible mantener la calma y buscar la mejor solución posible. “Lo primero que debe hacer es detener el carro y comunicarse con su agente de servicio para que le explique qué síntomas se observan, y a partir de eso se le recomienda que siga hacia un puesto de servicio o que no prenda el carro y pida una grúa”, indica José Rivadeneira, consejero técnico de Cetivehículos, representate de Peugeot.


Al llegar al taller lo que se hace en estos casos, según las expertos consultados, es conectar un diagnosticador a la computadora del carro para que mediante un software se encuentre la raíz del problema, lo reparen y luego apaguen el foco de alerta.

 

 

 

Escuche las alertas

Además de las luces en el tablero, el conductor puede saber cuándo algo no anda bien en el vehículo, pues diversas piezas emiten chillidos u otros sonidos cuando están desgastadas o necesitan ser cambiadas.


“Hay casos en que los autos vienen con sonidos en los frenos, sobre todo, en la época de invierno, por la humedad, cambios bruscos de temperatura, discos y tambores cristalizados, motivos por los que producen un ruido”, señala Ángel Salagata, jefe de Taller de E.Maulme.


Y es que partes como la suspensión, dirección, transmisión o bandas, son las que comúnmente presentan problemas que ocasionan chillidos al conducir el carro.


“Cuando uno maneja el mismo vehículo por cierto tiempo, se acostumbra a los ruidos característicos de este, ya sea un carro nuevo o usado, y cuando oye algún sonido que no lo ha escuchado antes al manejar ese carro, lo mejor es visitar el taller de confianza o a un concesionario de la marca”, comenta Rivadeneira.